Conoce tu Cuerpo

¿Cuál es la diferencia entre un corredor de fondo y un velocista?

¿Cuál es la diferencia entre un corredor de fondo y un velocista?
¿Resistencia o velocidad?
Escrito por Teodoro Vázquez

¿Qué hace que un corredor sea explosivo o persistente? ¿Cuál es la diferencia entre un corredor de fondo y un velocista? ¿Se puede entrenar la velocidad y la resistencia? ¿O son cualidades innatas que no se pueden cambiar? Estas son algunas de las cuestiones que muchos runners nos hemos hecho alguna vez, sobre todo en nuestros comienzos.

Mi intención con este artículo es que conozcas con claridad qué factores hacen que un corredor sea fondista o velocista. Entre las muchas variables que pueden influir en que seas un corredor de fondo o de velocidad, la más determinante de todas sin lugar a dudas es la orientación que tengan tus fibras musculares.

En esta entrada también descubrirás en detalle cómo las condiciones con las que nacemos pueden ser modificadas mediante el entrenamiento adecuado.

¿Corredor de fondo o velocista?

El ser humano no es precisamente el corredor más rápido del reino animal. Más bien somos de los más lentos sobre la tierra en términos de velocidad punta. Sin embargo, somos los mejores en carrera de resistencia. Esto se ha logrado por medio de muchos cambios evolutivos que nos han llevado a desplazarnos de forma bípeda y a adquirir la facultad de correr. Para profundizar más te recomiendo leer esta entrada donde explico por qué el ser humano es insuperable como corredor de resistencia.

No obstante, dentro de nuestras capacidades y limitaciones como especie, cada uno de nosotros podemos especializarnos en resistencia o en velocidad a través de un entrenamiento adecuado. Para entender el motivo es necesario conocer las fibras que componen nuestro tejido muscular.

¿Qué tipo de fibras forman el tejido muscular?

Tanto en la raza humana como en el resto de los animales, el tejido muscular es heterogéneo y tradicionalmente se ha dividido en dos tipos de fibras:

  • Fibras de contracción lenta, de oxidación lenta o fibras rojas (Tipo I).
  • Fibras de contracción rápida, de oxidación glucolítica o fibras blancas (Tipo IIA–IIB).

Si bien, en los últimos años han aparecido nuevas investigaciones que proponen que la clasificación de las fibras únicamente en dos tipos (rápidas y lentas) es algo demasiado simplista.

¿Cuál es la diferencia entre un corredor de fondo y un velocista?

Tipos de Fibras Musculares, por Teodoro Vázquez en blogdelrunner.com

El resultado de estos estudios indica que existe una variedad de fibras más amplia, esto ha llevado a algunos autores a hacer una división más exhaustiva según la cual tendríamos cinco tipos de fibras: del Tipo IA y IB, y del Tipo IIA, IIB y IIC.

Para que comprendas mejor esta nueva propuesta de clasificación de las fibras musculares, te explico brevemente sus cualidades y su utilización en función del tipo de esfuerzo:

  • Fibras rojas Tipo IA:
    Son las que predominan en carreras de resistencia prolongada: maratones, esquí de fondo, ultratrails, etc.
  • Fibras rojas Tipo IB:
    Son las que tienden a hacer al fondista más veloz: carreras de 5.000 y 10.000 m.
  • Fibras blancas Tipo IIA:
    Son aquellas necesarias para conseguir gran velocidad: carreras de 100 y 200 m.
  • Fibras blancas Tipo IIB:
    Están implicadas en la consecución de esfuerzos explosivos o impulsos a gran velocidad, como sprints, lanzamiento de peso o halterofilia.
  • Fibras blancas Tipo IIC:
    Son las que llamamos intermedias. Nos dan velocidad, pero a la vez resistentes.

Ahora bien, para no complicar en exceso este artículo, continuaremos desarrollando el tema atendiendo a la clasificación dada inicialmente de los dos tipos fundamentales de fibras: rojas y blancas.

Fibras musculares rojas y blancas

Fibras musculares rojas y blancas, por Teodoro Vázquez en blogdelrunner.com

Las fibras rojas (Tipo I) son más frecuentes en los músculos posturales, como son los músculos del tronco, con una actividad continuada. En cambio, las fibras blancas (Tipo II) predominan en los músculos relacionados con el movimiento, los que mueven por ejemplo nuestras piernas ya que estos se contraen con gran rapidez.

La proporción entre estos dos tipos de fibras determinará el rendimiento que podemos sacar a nuestro cuerpo con un entrenamiento adecuado.

No podemos intentar ser unos excelentes velocistas si no tenemos una adecuada proporción de fibras rápidas. Del mismo modo, si nuestra proporción de fibras lentas es baja en relación con las fibras rápidas, tampoco podremos ser unos buenos corredores de fondo. En ambos casos, por mucho que nos esforcemos seguiremos teniendo unos resultados mediocres para ese fin.

Como tantas veces os he comentado, lo mejor es escuchar los mensajes que nos manda nuestro cuerpo. Seguramente habremos tenido distintas sensaciones cuando hemos participado en sprints, en carreras rápidas y en carreras de larga distancia. No deberíamos obviar dichas sensaciones, ya que éstas nos van a informar de cuál es nuestra predisposición como runners.

Fibras de contracción lenta, de oxidación lenta o fibras musculares rojas (Tipo I)

El tejido muscular rico en fibras lentas o rojas se caracteriza por:

  • Disponer de una amplia cantidad de capilares.
  • Tener la mitad de diámetro que el de las fibras blancas.
  • Tener una gran concentración de hemoglobina y mioglobina.
  • Tener gran cantidad de mitocondrias.
  • Tener grandes reservas de O2 que pueden movilizar durante la contracción.
  • Tener una gran capacidad aeróbica.
  • Optimizar muy bien la energía.
  • Activarse con ejercicios de resistencia.
  • Ser muy resistentes a la fatiga.
  • No sufrir hipertrofia.
  • Alcanzar la máxima fuerza en 0,1 segundo.
Abebe Bikila cruzando la línea de meta

Abebe Bikila cruzando la línea de meta

El tejido muscular formado por una mayoría de fibras lentas es el que utilizamos cuando corremos durante periodos largos de tiempo y con una carga de trabajo baja. Los ácidos grasos producidos al quemar la grasa subcutánea, son la fuente de triglicéridos necesarios para la obtención de energía de contracción en este tipo de fibras lentas y gran parte de la energía es generada concretamente en las mitocondrias de dichas fibras.

Las fibras lentas son de color rojo oscuro. Este color es motivado por la elevada presencia de mioglobina y de hemoglobina, que son unos pigmentos rojos con mucha apetencia por el oxígeno. Las fibras rojas requieren de grandes cantidades de oxígeno, necesario para para el proceso oxidativo de los lípidos. Por ello, normalmente en torno a las fibras rojas hay más acúmulo de grasa que en torno a las blancas. Ésto también lo observamos en los alimentos que consuminos, en las carnes rojas y blancas.

Por el contrario, en las fibras lentas las reservas de glucógeno son muy bajas. Para conseguir que estas fibras lentas sean reclamadas por el organismo, primero tenemos que quemar las reservas de glucógeno. Esta circunstancia sólo se produce después de aproximadamente unos 30 minutos de trabajo físico, antes de empezar a quemar las reservas de grasas.

Por lo tanto podemos concretar que, en lo que al correr se refiere, las fibras rojas (Tipo I) son utilizadas en ejercicios de baja intensidad y mucha resistencia, como pueden ser por ejemplo: el maratón, esquí de fondo, carreras de ultrafondo y ultratail, etc…

Fibras de contracción rápida, de oxidación glucolítica o fibras musculares blancas (Tipo IIB)

Denominadas así porque los músculos en que predominan se caracterizan por:

  • Contener miofibrillas densas.
  • Tener el doble de diámetro que los compuestos por fibras rojas.
  • Contener grandes reservas de glucógeno y fosfato de creatina.
  • Tienen gran capacidad anaeróbica.
  • Activarse con movimientos intensivos y breves (potencia y velocidad).
  • Mitocondrias relativamente escasas.
  • Pueden crecer mucho; se hipertrofian.
  • Tener mucha menor densidad de capilares.
  • Alcanzar la máxima fuerza en 0,03 segundos.

Estas fibras no están preparadas para resistir, sino para producir gran cantidad de fuerza en intervalos cortos de tiempo. Se fatigan rápidamente, necesitando grandes cantidades de energía (ATP), que obtienen principalmente a través del proceso metabólico anaeróbico, para satisfacer la gran demanda de un ejercicio intenso y breve.

Los músculos esqueléticos en que predominan este tipo de fibras son de un color más blanco.

Por lo que se refiere al corredor podemos decir que cuantas más fibras se tienen del Tipo II, más rápida y explosivamente se puede correr, por ejemplo: carreras de velocidad de 100 ó 200 metros.

El famoso velocista Jesse Owens

El famoso velocista Jesse Owens

Fibras de contracción intermedia o de rápida oxidación (Tipo IIA)

Las fibras de Tipo IIA son un híbrido entre las fibras rápidas y lentas. Son más parecidas a las fibras rápidas por los bajos niveles de mioglobina y hemoglobina, que les dan un color más claro que el de las fibras rojas. Su diferencia principal con las fibras blancas en que son más resistentes a la fatiga que éstas.

Estas fibras Tipo IIA tienen la capacidad de orientarse hacia las fibras de Tipo I o a las fibras  de Tipo IIB, según el tipo de entrenamiento que realicemos. Si nuestra actividad física está enfocada a la velocidad parte de estas fibras intermedias pueden orentarse a las de Tipo IIB. Si por el contrario nuestro ejercicio habitual se basa en la resistencia, se orientarán hacia las de Tipo I.

En ambos casos se mejorarán los resultados con el entrenamiento continuado.

La hipertrofia muscular: fibras de Tipo IIA y IIB

Las fibras de contacción rápida Tipo II tienen la importante propiedad de hipertrofiarse. Esta capacidad se pone de manifiesto cuando las fibras musculares se ven obligadas a hacer esfuerzos o bien muy intensos (mayores del 85% de la fuerza máxima que podemos desarrollar en períodos de tiempo muy cortos) o bien de intensidad media (de 50 a un 60% de la fuerza máxima que podemos desarrollar con mucha frecuencia en series de repetición).

Tipos de hipertrofia

Hipertrofia miofibrilar o sarcomérica

Es aquella que produce un aumento de tamaño y número de los sarcómeros que componen las miofibrillas. Es decir aumenta la cantidad de proteína actina y miosina en el músculo.

La hipertrofia miofibrilar es la que da más potencia y velocidad al músculo y es habitual en los grandes velocistas de élite, con cuerpos musculosos y muy marcados.

Hipertrofia sarcoplasmática

Es la que se produce cuando aumenta la proteína no contráctil y el plasma existente entre las fibras musculares. En este caso la densidad de las fibras musculares disminuye. Normalmente se produce una aumento de la cantidad de agua dentro de la fibra.

La hipertofia sarcoplasmática es desarrollada por deportistas que buscan adquirir volumen y masa muscular rápidamente (imagen), y por lo tanto, nada recomendada para los corredores de resistencia ni para velocistas.

Distribución de fibras rojas y blancas según el nivel de entrenamiento

Las fibras de contracción lenta son las más utilizadas por los runners de medias y largas distancias, al correr durante periodos largos de tiempo y con una carga de trabajo baja.

La cantidad de un tipo u otro de fibras, como hemos dicho anteriormente, viene determinada en parte por nuestra genética, pero existe la posibilidad de mejorar hasta cierto punto los porcentajes con el entrenamiento.

Como valores aproximados en función del tipo de actividad deportiva, podemos mencionar los siguientes:

  • En un corredor medio, no profesional, la cantidad de fibras de contracción lenta está entre el 45–55% del total de fibras, que es la carga genética más habitual.
  • Un corredor de fondo de un nivel medio alto, es decir que entrena habitualmente para competir, puede estar en un 70% de fibras de contracción lenta.
  • En un maratoniano o fondista de élite la proporción de fibras de contracción lenta puede estar en un 80%.
  • En el caso de un velocista de élite podemos encontrar una proporción de fibras de contracción rápida de un 80% y un 20% de fibras rojas.

La forma muscular mejora con el entrenamiento en carreras de fuerza, es decir por terrenos accidentados y haciendo intervalos rápidos, al igual que sucede en un entrenamiento con pesas.

Además, la capacidad de resistencia de las fibras de contracción lenta se puede mejorar con entrenamientos habituales de largas distancias a ritmo suave y moderados. También existe la posibilidad de que algunas fibras rápidas se vean movilizadas con este tipo de entrenamientos, entrando en acción a medida que parte de las fibras lentas se fatigan con el ejercicio.

Clasificación de las Fibras en el Tejido Muscular

Clasificación de las Fibras en el Tejido Muscular, por Teodoro Vázquez en blogdelrunner.com

¿Cómo se puede mejorar la velocidad y la resistencia?

Según el enfoque que demos a nuestro entrenamiento estas fibras intermedias de Tipo IIA se pueden orientar hacia las fibras de Tipo I, o a las fibras de Tipo IIB. De esta forma podemos mejorar en parte nuestros resultados en carreras:

  • de resistencia, si las fibras rojas de Tipo I se ven apoyadas por fibras de Tipo IIA.
  • de velocidad, si las fibras blancas de Tipo IIB se ven apoyadas por las fibras de Tipo IIA.

Por lo tanto, correr largas distancias puede mejorar la resistencia de las fibras de contracción rápida Tipo IIA. Esto nos permitirá con el tiempo poder correr un maratón o una carrera de ultrafondo, a pesar de tener inicialmente un tejido muscular con un alto porcentaje de fibras rápidas, más orientado a la velocidad. Un maratoniano con estas características tendría siempre su punto fuerte en la explosividad y la velocidad.

Esta adaptabilidad puede también tener un aspecto negativo. Si eres un corredor rápido, entrenar largos recorridos a baja velocidad con relativa frecuencia puede provocar un descenso en la proporción de tus fibras de contracción rápida, lo cual te hará más lento aunque aumentará tu resistencia.

Lo ideal para los corredores de fondo o maratonianos es mantener una proporción alta de fibras de contracción lenta y un nivel adecuado y suficiente de fibras de contracción rápida, con el fin de correr deprisa largas distancias.

Por ello, es recomendable intercalar series rápidas algunos días a lo largo del año en el entrenamiento y de esta manera lograr mantener en un buen tono las fibras de contracción rápida.

También podemos potenciar las fibras de contracción rápida haciendo ejercicios de pesas en el gimnasio, bajo la dirección de un buen entrenador y de esta manera trabajar la hipertrofia miofibrilar que aumentará la densidad de fibras Tipo II. Esta mejora de la densidad no nos permitirá adelantar en un sprint corto a un velocista, pero sí que le resulte imposible alcanzarte en el sprint final a la meta, si le puedes sacar de ventaja 500 ó 1.000 metros de distancia en una carrera de fondo.

Por último, recordar también a aquellos runners más veteranos, que con la edad se va perdiendo la eficacia de las fibras de contracción rápida, y más si se usan poco. Es muy recomendable intercalar algunos entrenamientos de velocidad a lo largo del año, para mantener estas fibras en un buen estado y de esta manera poder correr largas distancias como veterano, incluso hacerlo a una velocidad que te sorprenderá.

Espero que te haya resultado interesante este nuevo artículo y que hayas podido aprender algo nuevo acerca de cómo funciona tu aparato locomotor. Como siempre, puedes consultarme cualquier duda o compartir tus opiniones a través de los comentarios debajo del post o de las redes sociales.

Si quieres estar al tanto de nuevos artículos según los vaya publicando, puedes suscribirte por email en el formulario que encontrarás en esta página. Te llegará un aviso a tu buzón cuando salga un nuevo artículo y puedes darte de baja en cualquier momento. Si lo prefieres, puedes también seguirme en mi página de Facebook.

Gracias y un saludo,
Teodoro Vázquez

Fuente consultada: Manual del corredor de competición (Bob Glover y Shelly-Lynn Florence)
 

Sobre mí

Teodoro Vázquez

Soy Corredor Minimalista Evolutivo. Desde 2007 llevo recorridos más de 37.000 km. Como minimalista 30.000 km. Los últimos 20.000 km sin lesiones y recorriendo más de 5.000 km al año.

Deja un Comentario

19 Comentarios

  • Yo voy a empezar a hacer ultras, lo que entiendo aqui que para no bajar el ritmo y correr muy despacio se recomienda incluir series rápidas o de velocidad a nuestrso entrenamientos??? No soy una corredora veloz hago medio maratón en 1:50.

    Gracias por compartir tus conociemintos nos enriqueces mucho!

    • Hola Libni, gracias de nuevo por el comentario.

      Creo que para correr ultras lo más importante es el aspecto psicológico del corredor, por ello te dejo estos consejos del mítico Caballo Blanco.

      TÉCNICA PARA PODER CORRER MUCHOS KILÓMETROS
      Si quieres correr ultras mientras entrenas, piensa fácil, ligero, suave y rápidamente.
      Fácilmente, si no llegas a más, ya será bastante.
      Luego prosigue con Ligeramente, corre sin esfuerzo, como si no te importara nada cuan alto o cuan lejos llegues.
      Suave, cuando hayas practicado esto tanto (fácil y ligero), que olvides que estas practicando, deberás trabajar en el suaaaaaaaavemente.
      No tendrás que preocuparte por lo último. Una vez que tengas los tres primeros, correrás rápidamente.

      TÉCNICA PARA CORRER POR CAMINOS
      Cuando corras por caminos difíciles: No luches con el camino, agarra lo que te ofrece. Si puedes elegir entre dar uno o dos pasos entre las rocas, da tres.

      En las ultra lo que importa es la resistencia y para ello hay que hacer muchos kilómetros sin importar demasiado en principio la velocidad. Tienes que trabajar tanto la mente como el cuerpo.

      Un saludo y me tienes informado de tus avances.
      Teodoro

      • Me encanta cuando la gente menciona a Caballo Blanco , lei su libro en el 2011 y simplemente me encantó de ahi tomé su consejo de CORRER LIGERO, no uso música y no cargo todas las tecnologías que ahora hay, simplemente disfruto .

        Mil gracias por tus consejos , te comento que tengo una carrera nocturna de 12hrs , no voy a competir por un primer lugar solo voy a disfrutar y a divertirme y a hacer algo que nunca he hecho y recordare todo esto que me comentas

        Saludos, gracias por compratir tus experiencias y darte el tiempo de contestarnos.

  • hola recien cumpli 16 años y te pregunto mi papa era muy rapido y yo tambien soy rapido y voya empesar un club de futbol bueno
    que me recomiendas para mejorar mi velocidad me di cuenta que tengo fibras de contracion rapida ya que corro muy rapido y me canso
    que es mejor el entrenamiento miofibrilar o los ejercicios pliometricos
    creo que tengo 80% fibras de contracion rapida

    • Hola Andrés, gracias por el comentario.

      Como sabes yo soy un corredor minimalista de largas distancias, mis salidas tienen de media los 21 km, llegando hasta más de los 42. La orientación dominante de mi desarrollo muscular es hacia la resistencia, por ello el mayor porcentaje de mis fibras son rojas, de contracción lenta.

      Por tu comentario veo que tú estás más orientado hacia la velocidad, encontrándote en principio más a gusto y rápido en distancias cortas.

      Al practicar el futbol y querer mejorar en esta disciplina, por ello creo que la alternancia de ambos tipos de entrenamientos que mencionas, hipertrofia miofibrilar y ejercicios pliométricos, te vienen bien.

      Con los ejercicios pliométricos puedes desarrollar la rapidez, explosividad y potencia, de esta manera mejoras la velocidad en distancias cortas y reaccionarás de manera más rápida.

      Con el entrenamiento hacia la hipertrofia miofibrilar las fibras más grandes de tus piernas aumentarán la fuerza y a la vez la velocidad.

      Por lo tanto una alternancia de ambos tipos de entrenamiento te resultarán beneficiosos, y a medida que pase el tiempo podrás ir aumentando un tipo u otro de entrenamiento según tus requerimientos.

      Todavía eres muy joven y estás en pleno desarrollo por lo tanto puedes modificar el porcentaje de fibras hacia un lado u otro.

      Un saludo y espero haberte aclarado tus dudas.
      Teodoro

  • hola ,me encanta el blok,muy bueno,una consulta ,una dieta para bajar unos 4 kilos,entrenando 5 dias a la semana,2 en dias para fierros i 3 corriendo,desde ya muchas gracias

    • Hola Raúl, gracias por tu comentario.

      Tus palabras me animan a seguir transmitiendo mi experiencia como runner minimalista y barefoot a todos vosotros.
      En cuestiones de nutrición como ya he comentado en alguna entrada del blog, sigo el estilo de Vida Alcalino. Por lo tanto mi recomendación para bajar esos cuatro kilos es que lo pongas en marcha comiendo alimentos alcalinos, sí, esos que son de color verde y si puede ser crudos mejor que mejor. Ahora que llega el buen tiempo lo tienes fácil en forma de buenas ensaladas con gran variedad de colores, legumbres y cereales integrales naturales, elimina de tus ingestas tolo lo que sea procesado y el azúcar totalmente.

      Introduce en tu dieta el Pinole (harina de maiz morado) y las semillas de Chía, dos superalimentos completísimos y que te ayudarán a bajar peso.

      Se que puede ser duro, pero la proteína animal debes reducirla al mínimo utiliza sustitutos de proteína vegetal, que los hay y muy buenos y completos (humus y tofu).

      Respecto a los líquidos, nada de alcohol, nada por supuesto de bebidas colas o refrescos se soda o bebidas isotónicas para deportistas. Bebe agua con limón y bicarbonato, agua alcalina y si puedes toma la bebida isotónica de agua de mar.

      Como ves no se trata de una dieta sino más bien una forma o estilo de vida, siguiendo estas pautas y con el ejercicio que haces, aseguro que te quedarás en tu peso idóneo.

      Un saludo
      Teodoro

    • Hola Laura, gracias por tu comentario.

      Para llegar a ser un buen corredor de fondo o ultrafondo lo ideal es tener un predominio grande de Fibras Rojas sobre las Fibras Blancas.

      Las Fibras Rojas tipo A1 que son las que predominan en carreras de resistencia prolongada: maratones, esquí de fondo, ultratrails, etc.

      Las Fibras Rojas tipo A2 que son las que tienden a hacer al fondista más veloz: carreras de 5.000 y 10.000 m.

      La proporción entre estos dos tipos de fibras rojas respecto a las Fibras Blancas determinará el rendimiento máximo que podemos sacar a nuestro cuerpo con un entrenamiento adecuado.

      Por ello si uno se quiere dedicar al atletismo profesionalmente debe someterse a un examen para conocer cual es su tendencia respecto al tipo de fibras que predominan en su estructura muscular.

      Un saludo y espero haber aclarado tus dudas.
      Teodoro

  • HOLA!!!! Teodoro!! Felicitaciones por tan excelente blog!!! Soy ultramaratonista .Soy master este Diciembre cumplire 54 anos.Mi mayor distancia a sido 100 k de montana. He alternado mis entrenamientos de montana con el triatlon participando en varios de distancia medioironman. Estoy preparandome para mi primer IRONMAN .Siempre entrenado oyendo a mi cuerpo,,, debo tener mayormente fibras rojas. Quisiera saber tu opinion acerca del entrenamiento en el triatlon de larga distancia. En mi opinion ambos ultramaratones de montana y distancia media y ironman en triatlon son disciplinas de resistencia y como tal deben entrenarse. En mi caso me limito a entrenar a mi paso y escuchando a mi cuerpo.Esto me ha dado resultado. Por supuesto no soy Elite sino aficionado y mi meta es finalizar mi primer IRONMAN en buena forma. De antemano gracias por tu respuesta!!!

  • jejej y si te pasas de fibras rapidas… yo es que soy culturista, pero tambien corredor de fondo, asi llevo 16años y la verdad que no ayuda mucho

    • Hola Carlos, gracias por el comentario.

      Cada uno tiene que conocer bien la orientación de sus fibras musculares para dedicarse a un tipo de deporte u otro. Nunca se es recomendable practicar y exigirse al máximo en deportes de velocidad y la resistencia que trabajan fibras antagónicas buscando marcas en ambos.

      Cada uno a lo largo de los años debe observar la tendencia de su cuerpo, reconocer a que tipo de deporte se adapta mejor. Por ejemplo, en mi caso predominan con mucho las fibras rojas, soy un amante de los deportes de resistencia, lo llevo en mis genes.

      Un saludo
      Teodoro

  • Hola… Gracias por este aporte tan valioso. Yo corría más de juvenil mi mejor tiempo en 5000 fue de 16 minutos y en los 10000 fue de 31.30; ya tengo 5 años que no entreno con frecuencia e intentado pero ahora con un hijo de 2 años y otro en camino es algo un poco difícil más no creo que sea imposible y tengo la inquietud y las ganas de retomar mi nivel ahora tengo 27años. el problema es que no se como comenzar de nuevo, aquí en mi ciudad no hay un entrenador que yo crea que tenga los conocimientos necesarios con el respeto que me merecen los que aún así intentan promover el hermoso deporte del atletismo. Por lo que le estaría eternamente agradecido si usted pudiera ayudarme o darme un consejo o recomendarme algún entrenador. Muchas gracias por su atención.

    • Hola José, gracias por el comentario.

      Perdona pero como estaba de vacaciones se me ha traspapelado tu mensaje y no te había contestado.
      No se si podré ayudarte pero lo intentaremos, pero primero necesito que me digas en que ciudad y país vives actualmente.

      Un saludo y espero tu contestación.
      Teodoro

    • Hola Lynda.

      Muchas gracias por tus amable comentario. Decirte que es para mi de gran ayuda conocer vuestra opinión sobre los artículos para continuar subiendo entradas que os resulten interesantes y amenas.

      Un saludo
      Teodoro

  • Hola como puedo saber si soy fondista o velocista tengo 16 años en un mes cumplo 17 suelo correr largas distancias entre semanas con descansos de un dia hace poco entre a un equipo de atletismo y nose que soy si fondista o velocista puedo correr sin que me fatigue pero no soy muy rápido al correr podrías ayudarme a saber que tengo entrenar y si soy fondista o velocista que debería entrenar te agradecería la respuesta y los consejos que me des amigo

    • Hola David, gracias por el comentario.

      Por las pistas que me das a través de tu comentario, dices que puedes correr sin fatigarte y que no eres muy rápido, yo te diría en base a ese comentario que quizás estás más orientado hacia el fondo. Tendrás que comprobarlo realizando recorridos largos y comprobar si tu capacidad de resistencia va aumentando.

      Si ves que te soportas bien el cansancio después de los recorridos más largos y además tu recuperación es rápido, la balanza se estará inclinando hacia el lado del corredor de fondo.
      Si finalmente te decides por el fondo, deberás empezar a entrenar la resistencia de tu cuerpo. Para ello lo mejor es ir incrementando los kilómetros poco a poco hasta llegar a poder hacer carreras de larga distancia como son medios maratones, maratones y ultras.

      Recuerda que en estos entrenamientos debes ir incrementando las distancias poco a poco, aprendiendo a escuchar los mensajes que te envía el cuerpo, es decir entrenando con cabeza desde el principio.

      También es importante que a la hora de decidirte tengas claro que tipo de calzado vas a utilizar, Como sabes puedes decantarte por calzado amortiguado o minimalista, cada tipo con unas características muy distintas. Si me pides consejo, yo te diría que calzado minimalista. Tu pie se desarrolla de forma más completa y con ello consigues que la larga se reduzca el número de lesiones.

      Un saludo
      Teodoro