Minimalismo y Barefoot

Vibram FiveFingers: Primeras sensaciones

Vibram FiveFingers TrekSport
Vibram FiveFingers TrekSport
Escrito por Teodoro Vázquez

Por fin, después de mucho pensar y pensar y de haber corrido con zapatillas minimalistas cerradas más de 4.000 km he decidido calzarme las Vibram® FiveFingers para mis salidas tanto de Running como de Trail Running. En esta entrada te cuento mis primeras impresiones.

La verdad es que las primeras veces me ha costado colocar mis dedos en la posición correcta dentro de la zapatilla, pero cada día que pasa me resulta más fácil y también me resulta más agradable correr con ellas.

Me he comprado dos modelos: las Vibram® FiveFingers KSO, para utilizar en running y salidas por terrenos con pocas irregularidades, y las Vibram® FiveFingers KSO TrekSport, especialmente indicadas para salidas de Trail Running al estar protegidas por una capa de piel  resistente a los desgarres que se pueden producir al correr por el monte.

Vibram FiveFingers KSO

Vibram FiveFingers KSO

Llevo con ellas poco más de una semana y ya acumulan 115 km. La verdad es que ya tenía hecha la transición hace bastante tiempo pues mi calzado habitual, como sabréis si frecuentáis mi blog, son las zapatillas de Drop Cero Inov-8 BareGrip 200. Por eso, como digo ha sido llegarme las FiveFingers, ponérmelas y a correr.

A pesar de llevar corriendo con zapatillas minimalistas muchos kilómetros, he notado diferencia al calzarme las Vibram® FiveFingers sobre todo al realizar el contacto con el suelo. Con las FiveFingers el contacto es totalmente natural, ya que los metatarsos y los dedos juegan un papel fundamental en el movimiento, y la oscilación natural de los mismos en la carrera, bajo mi humilde opinión, con las FiveFingers es muy similar al que se realiza al correr descalzos (barefoot).

Primero los dedos se elevan antes de que contactemos con los metatarsos y, posteriormente, se produce un suave y rápido apoyo con el talón. En salidas muy largas de más de 25 km, he notado fatiga en la planta del pie en la zona de los metatarsos, sobre todo al principio, cuando se está produciendo la adaptación a esta nueva zapatilla.

Por las sensaciones que estoy teniendo creo que poco a poco iré dejando las zapatillas minimalistas cerradas por las FiveFingers. Mis pies de momento me lo están agradeciendo; se sienten libres.  Para estas vacaciones de verano tengo planificadas varias rutas de Trail Running en las cuales me acompañarán sin lugar a dudas. Aunque seguramente no me deje las Inov-8 en casa, ya que puede ser un poco prematuro y quizás tenga que echar mano de ellas en algún tramo del recorrido.

3 Consejos para una buena adaptación a las FiveFingers

Primero: Una buena transición

Si te decides por este tipo de zapatillas “Vibram FiveFingers” ten en cuenta que la estructura muscular que entra en juego al correr descalzo no tiene nada, pero nada que ver con la utilizada cuando se corre con zapatillas amortiguadas.

Por tanto, ¡ten mucho cuidado con la transición!

Hazla lentamente, para evitar lesiones en tendón de Aquiles y gemelos. Recuerda también que los tendones y huesos de los pies deben adaptarse lentamente a las nuevas cargas que deben soportar practicando el Barefoot. Por ello ten muy presente el dicho “despacio y con buena letra”. Recordar siempre que una lesión por pequeña que sea nos puede apartar durante muchos días de hacer lo que más nos gusta: correr.

Segundo: Utiliza calcetines de dedos

Al estrenar las FiveFingers, por muy cómodas que nos parezcan, cualquier rozadura puede apartarnos durante varios días del entrenamiento y, si no tienes cuidado, seguro que alguna se puede producir. Una vez adaptadas, durante el resto de vida de las mismas podremos correr con ellas sin calcetines.

Tercero: Barefoot como estilo de vida

Seguramente al principio, si vienes de zapatillas cerradas, tus pies estarán comprimidos, es decir, con los dedos muy juntos e incluso con alguna leve deformación. Por ello, si piensas en practicar algún día el Barefoot (correr descalzo) empieza a andar descalzo durante todo el tiempo que puedas en casa, o siempre que te sea posible. Haz ejercicios con los dedos de los pies para que los tendones empiecen a cobrar vida. Intenta separar los dedos unos de otros mientras andas. Para ello, puedes valerte de algún artilugio, como los separadores que utilizan las mujeres para pintarse las uñas. De esta manera conseguirás que los dedos empiecen a recuperar su espacio y la libertad natural y cuando quieras meterlos en las FiveFingers te resultará mucho más fácil. En este enlace puedes leer más consejos para una correcta transición al minimalismo.

Bueno, pronto te iré contando las experiencias que vaya viviendo con mis FiveFingers durante este verano. Te recomiendo leer mi entrada sobre cómo empezar a utilizar las Vibram FiveFingers.

Un saludo,
Teodoro

Sobre mí

Teodoro Vázquez

Soy Corredor Minimalista Evolutivo. Desde 2007 llevo recorridos más de 37.000 km. Como minimalista 30.000 km. Los últimos 20.000 km sin lesiones y recorriendo más de 5.000 km al año.

Deja un Comentario

3 Comentarios

  • No se si seguiras usando el blog, pero tengo una duda sobre tallaje, yo me he comprado las Komodosport talla 40, pero la sensacion con calcetin es extraña me atreveria a decir que muy justa. Despues probe sin calcetin y muy bien hasta despues de un rato notaba como que los dedos se me estrujaban no llegaba a cortar la circulacion pero casi casi. Luego el dedo indice lo intento meter por la zona del talon y entra a duras penas y se queda justo entonces no se si quedarme con el 40 o cambiar a la 41 o 42. Si pudieras decirme la sensacion que tienes con tu numero justo de pie seria genial, gracias.

    • Hola Luis, gracias por el comentario.

      Puedes hacer una prueba que te sacará de dudas, a saber: quítale la plantilla a las Fivefingers y te las pruebas sin plantillas y compruebas que tal te encuentras.
      Este tipo de calzado es deseable que vaya justo en el pie el primer día ya que se dan algo con el uso, aunque no mucho. Al ponerte calcetines necesitas un poco más de espacio para que entre el bien el pie con el calcetín, si están demasiado justas puedes tener la sensación de opresión que me dices.

      Si al quitar la plantilla que traen te encuentras más cómodo, puedes correr sin plantillas o puedes pedir un número más y tendrás el problema resuelto.

      Yo cuando me pongo los calcetines, poquísimas veces, suelo quitar siempre las plantillas para tener un poco más de espacio, el justo y necesario para el calcetín, pero luego las vuelvo a poner para correr sin ellos.

      Un saludo y espero que te de resultado.
      Teodoro