Alimentación Alcalina

Cúrcuma, beneficios y cómo consumirla

Como vimos en la anterior entrada del blog, en el día a día es frecuente vernos expuestos a sufrir alguna inflamación, sobre todo si hacemos alguna actividad física, como puede ser correr. La mayoría de las veces es suficiente con unos días de reposo y la ayuda de remedios caseros para que desaparezca la inflamación y es en estos casos cuando la Cúrcuma puede sernos de gran ayuda.

En la entrada de hoy vamos a hablar de este excelente antiinflamatorio natural que es la Cúrcuma. Sus excelentes propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes contribuyen a un estado óptimo de nuestros músculos, prevenir lesiones y recuperarnos más rápido después del ejercicio intenso.

La Cúrcuma, la reina de las especias

La Curcuma Longa es una planta de la misma familia que el jengibre, originaria del suroeste de la India. Es famosa por su rizoma de color anaranjado, del que se extrae la preciada especia conocida también como Cúrcuma. Es famosa por su aroma y por el color amarillo intenso que aporta a los platos, pero sobre todo es muy valiosa por sus numerosas propiedades y beneficios para la salud.

Por todas estas propiedaders y atributos, la Cúrcuma es conocida como la “reina de las especias”, también llamada Oro indio y Turmérico. Desde hace más de 4.000 años se ha venido empleando en por sus potentes propiedades medicinales. Los fitoquímicos de la contiene, como son el borneol, turmenona, el ácido cafeico y sobre todo la curcumina, le otorgan excelentes propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y anticancerígenas.

A continuación vamos a ver sus numerosas propiedades y cómo consumirla.

Cúrcuma, beneficios y cómo consumirla

Propiedades y beneficios de la Cúrcuma

Las propiedades beneficiosas de la Cúrcuma se deben en gran parte a la presencia de curcuminoides, que son polifenoles liposolubles. Entre ellos destaca la Curcumina, que posee muchas propiedades fisiológicas. Existen numerosos estudios científicos que respaldan las propiedades y efectos medicinales de la Cúrcuma, que ya eran conocidas desde la antigüedad y se empleaban en la Medicina Tradicional China e Hindú.

Protector Hepático

La curcumina aumenta el contenido de glutatión, un tripéptido importantísimo en el cuerpo humano, conocido como el “antioxidante maestro”. El glutatión contribuye a las funciones del hígado y favorece la producción de bilis, ayudando al tratamiento de la ictericia. La cúrcuma es un excelente tónico hepático y biliar que protege las funciones del hígado, favoreciendo el drenaje. Según investigaciones recientes permite eliminar piedras biliares (colecistocinética). Desactiva compuestos perjudiciales con efectos dañinos tales como drogas y toxinas.

Antioxidante

El aumento de glutatión tiene un efecto antioxidante, influyendo sobre las enzimas relacionadas con los procesos Redox que neutralizan los radicales libres. También alarga la vida de las Vitaminas C y E, que son antioxidantes exógenos.

Antiinflamatorio

La curcumina tiene un potente efecto antiinflamatorio. Reduce el dolor, la inflamación y la rigidez de las articulaciones. Alivia problemas inflamatorios relacionados con esclerosis múltiple, artritis reumatoide y psoriasis, y combate la inflamación intestinal.

Protector Gastrointestinal

La curcumina desempeña una función primordial en la protección gastrointestinal. Es un anti-ácido natural que actúa de forma muy efectiva contra la acidez estomacal y la gastritis. Aumenta la producción de mucosa y protege las paredes del estómago. También estimula el flujo biliar hacia el intestino, mejorando la digestión de las grasas.

Anticancerígeno, Antimicrobiano y Antifúngico

La curcumina inhibe el crecimiento de bacterias patógenas, virus y hongos, como las Cándidas. Además, la curcumina tiene propiedades anticancerígenas demostradas. El glutatión favorece la producción de Células NK, también conocidas como células asesinas, que ayudan al sistema imunológico a destruir células cancerígenas o infectadas por virus. La curcumina inhibe la proteína ciclooxigenasa-2, relacionada con ciertos tipos de cáncer. También es un protector del ADN e inhibidor del cáncer de piel, melanoma y cáncer de mama.

Otras Propiedades Beneficiosas

La curcumina posee también otras muchas propiedades interesantes:

  • Reduce el estrés, la irritabilidad y la ansiedad.
  • Es un antidepresivo natural que aumenta la producción de serotonina.
  • Previene el Parkinson y la acumulación de placas beta-amiloides, que se relacionan con la enfermedad del Alzheimer.
  • Actúa contra la gripe y la bronquitis.
  • Previene enfermedades cardiovasculares, como los infartos y mejora la circulación sanguínea.
  • Regula los ciclos menstruales y alivia sus síntomas regulando la producción de estrógenos.

Cómo consumir la Cúrcuma

La Cúrcuma en sí misma es poco biodisponible. Por ello conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones para potenciar su absorción por el organismo:

  • La Cúrcuma debe consumirse añadida a las comidas. Podemos aumentar su absorción hasta un 2000% combinándola con pimienta negra y jengibre.
  • Es poco hidrosoluble, pero sí se disuelve bien con las grasas, por lo que es recomendable añadir cierta dosis de aceite de oliva o coco al consumirla. Esto facilita su transporte desde el intestino hacia el plasma sanguíneo. Por este motivo no es conveniente mezclarla con lecitina de soja.
  • El calor aumenta la solubilidad de la curcumina hasta 12 veces, pero no debemos someterla a temperaturas por encima de 100 grados centígrados. Lo mejor es añadirla a los alimentos después de haberlos cocinado, o inmediatamente antes de comerlos.
  • También es interesante conjugarla con alimentos ricos en quercitina, tales como las cebollas, ajos, chile, espinacas, avena, manzanas, etc. La quercitina inhibe una enzima que desactiva la curcumina.

La combinación de la cúrcuma con la pimienta negra (piperina) y alguna grasa saludable como el aceite de oliva virgen extra o de lino, con zumos de cítricos y con té verde, potencia su absorción en el intestino, que de otra manera sería mucho más lenta.

La Cúrcuma puede consumirse directamente en forma de rizoma. Sin embargo es más conveniente y se aprovecha mejor si la convertimos en polvo. Te recomiendo ver el vídeo que acompaña a esta entrada para ver cómo obtener Cúrcuma en polvo a partir de los rizomas.

Formas de tomar Cúrcuma

Hay muchas maneras de introducir la cúrcuma en nuestra dieta, como por ejemplo:

  • Hacer la mezcla de cúrcuma en polvo, pimienta negra recién molida y aceite de oliva como vinagreta y añadirla al plato de ensalada o verdura.
  • Podemos añadirla a la cocción de legumbres, cereales, guisos, sopas y cremas de verduras.
  • Añadirla a los zumos y batidos verdes, ya sea con la raíz o directamente en polvo. Vitamina C de los zumos de frutas y verduras aumenta la estabilidad de curcumina.
  • Como infusión de cúrcuma o bien añadiéndola al té verde junto con pimienta negra y unas gotas de zumo de limón. Si la añadimos al té verde aumentamos la eficacia de la cúrcuma.

Cómo elaborar Té verde con Cúrcuma

Cómo elaborar Té verde con Cúrcuma

Ingredientes:

  • Una cucharadita de té verde Sencha en hojas
  • Un trocito de cúrcuma fresca o 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • Una pizca de pimienta negra
  • Piel de limón
  • Una taza de agua

Preparación:

  • Poner todos los ingredientes excepto el agua en una tetera.
  • Calentar el agua a unos 90ºC, vigilando que nunca llegue a hervir, y apagar cuando empiece a burbujear.
  • Verter el agua en la tetera e infusionar durante unos 8 minutos.
  • Colar y beber.

Dosis recomendada de Cúrcuma

Numerosos estudios nos indican que la cantidad diaria que podemos consumir de curcumina está entre 400 y 800 miligramos al día. Como referencia, 500 mg de curcumina equivalen a unos 15 gramos de Cúrcuma seca o a unas 2 cucharadas.

El consumo moderado de Cúrcuma es beneficioso para la salud, pero debes saber que un consumo excesivo puede provocar diarreas, úlceras y hasta sangrado intestinal. También puede generar irritabilidad y problemas de alergias en la piel.

Contraindicaciones de la Cúrcuma

No es recomendable consumir Cúrcuma en los siguientes casos:

  • Durante el embarazo o la lactancia se debe evitar o reducir su consumo para no poner en riesgo la salud del bebé.
  • En caso de estar en tratamiento de hiperglucemia.
  • Si padeces de cálculos biliares el consumo de Cúrcuma puede tener efectos negativos.
  • No consumir por personas con reflujo gástrico.
  • No se debe consumir por personas que vayan a ser operadas, ya que retarda la coagulación de la sangre. Puede interaccionar con los anticoagulantes orales y antiagregantes.

En caso de dudas sobre si es adecuado el consumo de cúrcuma lo más recomendable es consultar con el médico.

Espero que te haya resultado interesante este artículo y que te animes a utilizar la Cúrcuma en tu alimentación para poder beneficiarte de todas sus propiedades. Si te ha gustado no olvides compartirlo.

Un saludo y hasta la próxima.


Sobre mí

Teodoro Vázquez

Soy Corredor Minimalista Evolutivo. Desde 2007 llevo recorridos más de 39.000 km. Como Minimalista 33.000 km. Los últimos 23.000 km sin lesiones y recorriendo más de 5.000 km al año desde hace 4 años.

Deja un Comentario

4 Comentarios