Minimalismo y Barefoot

La forma correcta de correr descalzo o minimalista

La forma correcta de correr descalzo o minimalista
Escrito por Teodoro Vázquez

A menudo recibo comentarios y preguntas en el blog y las redes sociales acerca de cuál es la forma correcta de correr descalzo o minimalista.

Recientemente he cumplido 35.000 kilómetros corriendo de forma minimalista y descalzo, los últimos 25.000 totalmente libre de lesiones. Por este motivo, creo que es un buen momento para compartir algunas reflexiones sobre esta forma de correr tan eficiente y tan poco lesiva.

Espero que este artículo te resulte interesante y que te ayude a mejorar tu forma de correr, para que puedas hacerlo más y mejor, alejado de las indeseables lesiones.

Biomecánica del salto y de la carrera

Conviene que comencemos esta entrada poniendo atención en la similitud que existe entre ejecutar un salto vertical y lanzar una zancada cuando corremos.

Podemos observar que correr y saltar son dos actividades que consiguen un resultado distinto en cuanto al desplazamiento. El salto produce un desplazamiento vertical hacia arriba mientras que la zancada nos procura un desplazamiento horizontal hacia delante.

Sin embargo, pese a la diferencia en el resultado, el procedimiento para ejecutar ambas acciones es por lo demás muy similar en ambos casos.

Si analizamos los movimientos que realizamos al saltar seguro que estaréis de acuerdo conmigo en las respuestas siguientes:

  • ¿Flexionamos las rodillas para acumular energía para impulsarnos? SÍ
  • ¿Las rodillas están delante del cuerpo o detrás? DELANTE
  • ¿Despegamos primero con los talones? NO
  • ¿Despegamos primero con el antepié? SÍ
  • ¿Aterrizamos primero con los talones? NO
  • ¿Aterrizamos primero con el antepié? SÍ
  • ¿Cuando aterrizamos el pie de apoyo se encuentra por delante o detrás de la rodilla? NO
  • ¿Cuando aterrizamos el pie de apoyo se encuentra justo debajo de la rodilla? SÍ

Pues bien, estas respuestas son también el fundamento para el desempeño de la carrera formal, es decir, correr de la forma correcta. Los distintos movimientos que realizamos los vamos a describir a continuación de forma precisa. Para ilustrarlos puedes ayudarte del siguiente vídeo en el que se pueden observar los movimientos descritos al correr descalzo o minimalista.

La carrera formal

1. Aterrizaje con el antepié

El aterrizaje con el antepie constituye la primera línea de estabilidad de la zancada. Los dedos y especialmente el dedo gordo, se apoyan en el piso. Esto activa el arco y crea una base estable que alinea las rodillas y la cadera.

La forma correcta de correr descalzo o minimalista

Aterrizaje de antepié

Al aterrizar con el antepie, el tobillo, que no debe rebasar la rodilla, absorbe parte del impacto mientras el talón baja. Aterrizando con el antepie conseguimos que la zancada no sea demasiado amplia y esto favorece un ritmo más rápido.

Técnica y concienciación

  1. Primer contacto con el suelo hazlo con el antepie
  2. Mantén el tobillo debajo de la rodilla. No permitas que el pie adelante tanto que rebase a la rodilla.
  3. Sin importar cuál sea tu velocidad, la relación de la pisada con el cuerpo no debe cambiar.
  4. Los hombros siempre alineados con la cadera; no inclines el torso.

2. Apoyo en la pierna

Es la fase de transición entre el aterrizaje con el antepié y la elevación de la rodilla de la pierna guía. El apoyo con el talón solamente dura una fracción de segundo, pero es muy importante hacerlo de forma correcta.

La forma correcta de correr descalzo o minimalista

Apoyo del talón

La pierna debe mantener a todo el cuerpo, que a su vez debe permanecer recto, sin inclinar el torso. Esto previene una tensión excesiva en el tobillo y la pantorrilla y permite una rápida transición a la elevación de la rodilla.

También conseguimos que la activación muscular iniciada con la pisada del antepié continúe por la pantorrilla. La rodilla y el glúteo medio se estabilizan, y hay un soporte para todo el cuerpo, lo que promueve el equilibrio muscular y la eficiencia.

Técnica y concienciación

  1. Después de pisar con el antepié, deja que el talón haga contacto con el suelo.
  2. Siente como se estabilizan tus pies, rodillas, caderas y glúteos.
  3. La pierna de apoyo se mantiene casi directamente bajo el cuerpo.
  4. El cuerpo se mantiene erguido, el torso se mantiene recto.

3. Elevación de rodilla

Ahora debes concentrarte en ambas piernas. Impulsas la pierna de apoyo hacia el suelo y elevas la pierna guía. En esta etapa, el cuerpo entero se estabiliza y provee la energía necesaria para impulsarnos hacia delante.

La forma correcta de correr descalzo o minimalista

Elevación de la rodilla de la pierna guía

Durante esta etapa han tenido lugar dos acciones:

  1. La pierna de apoyo estabiliza y proyecta energía hacia el suelo en función de la velocidad. El grado de inclinación indica que tan rápido se corre.
  2. Los músculos de la pantorrilla de la pierna de apoyo se preparan para el despegue, también sobre el antepié y dedos.

Técnica y concienciación

  1. Levanta la rodilla de tu pierna guía hacia arriba y hacia delante. Mantén el tobillo relajado y bajo el muslo. Nunca debe quedar por delante de ti ni de la rodilla. La rodilla es la que marca el camino.
  2. En la pierna de apoyo, traslada tu peso al antepié y a los dedos con ayuda de la pantorrilla. Esta pierna está haciendo ahora fuerza contra el suelo para propulsarte hacia delante.
  3. Continuando con esta etapa, la pierna guía alcanza el punto más alto. Esta altura guarda relación directa con la velocidad, a más altura más velocidad. El tobillo debe permanecer siempre bajo el muslo y detrás de la rodilla.
  4. Al mismo tiempo, la pierna de apoyo se pone casi recta. Ahora estás apoyado en los dedos del pie y haciendo fuerza contra el suelo. La cadera debe permanecer abierta y el torso no se inclina.
  5. Siempre, la parte superior del cuerpo debe estas erguida y relajada, y los músculos abdominales y los glúteos trabajando.
  6. La pantorrilla de tu pierna de apoyo debe estar activa para ejercer fuerza en la etapa siguiente.

4. Despegue

En esta etapa se produce el salto (ambos pies están en el aire) pero en el caso de la carrera lo que conseguimos es avanzar hacia delante. Como en el salto usas la energía acumulada en los músculos de la etapa anterior.

Despegue y salto

Despegue y salto

Esta energía, traducida en velocidad, la determina la distancia entre la rodilla de la pierna guía y el pie de la pierna de apoyo. A mayor altura de la rodilla en la pierna guía y mayor inclinación de la pierna de apoyo, mayor será la velocidad. Mientras la pierna de apoyo ejerce fuerza contra el suelo, la pierna guía adelanta la rodilla.

Esta acción es similar a la del arco y la flecha. El brazo que tensa la cuerda hacia atrás es la pierna que adelanta la rodilla; el brazo recto que sostiene el arco es la pierna de apoyo. La pisada del antepié debe ser siempre hacia abajo y siempre igual, sea cual sea la velocidad.

La forma correcta de correr descalzo o minimalista

Técnica y concienciación

  1. Con el pie de la pierna de apoyo sólo debes impulsarte ligeramente con los dedos. La energía de propulsión proviene de la activación neutral del tobillo y la pantorrilla en el momento que se proyectan contra el suelo.
  2. La pierna guía alcanza su punto más alto y luego adopta un ángulo de 90 grados, siempre con el pie detrás de la rodilla y bajo el muslo. No estires el pie antes de aterrizar.
  3. Cuando la pierna guía toca el suelo con el antepié, pasa a ser la pierna de apoyo y estabiliza el cuerpo.
  4. Mantén el torso erguido y la cadera extendida.

5. Movimiento de brazos

El balanceo de los brazos durante la zancada permite extender el pecho y mantener los hombros derechos, incrementando de esta manera la eficiencia y facilitando la respiración.

Cuando el movimiento es eficiente brazos y piernas trabajan al unísono. Esto permite que la zancada sea fluida y que el cuerpo este relajado al correr. Al acelerar puedes extender los brazos para apalancarte e incrementar la potencia.

La forma correcta de correr descalzo o minimalista

Movimiento de los brazos al correr

Técnica y concienciación

  1. Mantén los brazos flexionados en un ángulo de 90 grados
  2. Mantén los codos hacia atrás y cerca del torso
  3. No balancees los brazos muy al frente. Procura que lleven un ritmo acorde con el de las piernas, balanceándose hacia delante y hacia atrás.
  4. Mantén los codos flexionados y los brazos cerca del cuerpo para reducir el trabajo al máximo.

Ritmo

Con frecuencia vemos que cuando un corredor quiere aumentar la velocidad de carrera, a menudo lo hace aumentando la zancada y por tanto aumentando la fuerza con la que el pie impacta en el suelo.

Realmente si queremos aumentar la velocidad de la manera más eficiente, lo que hay que hacer es aumentar el ritmo, acelerando el movimiento de la pierna guía. Con un ritmo adecuado, tu pie debe tocar el suelo unas 22 ó 23 veces cada 15 segundos, sin importar cuál sea tu altura.

Cuando realices carreras ligeras concéntrate en tu ritmo durante 5 ó 10 minutos. Con el tiempo y la práctica empezarás a sentir cuándo tu ritmo es correcto y no tendrás que contar.

Sin embargo, si aún estás concentrado en controlar los cinco puntos anteriores para adquirir una técnica correcta, no te recomiendo que además trates de controlar el ritmo. A veces, querer hacer demasiadas cosas al mismo tiempo es contraproducente.

¿Qué calzado es adecuado para correr?

Las zapatillas son en gran medida el origen de muchos de los problemas que padecen los corredores. Las zapatillas de grueso talón, con estabilización y amortiguación desmedida, están destrozándote como corredor a pesar de que sus campañas de publicidad digan lo contrario.

Toda protección genera debilidad y ello reduce la fuerza de tus pies.

Las zapatillas con una suela gruesa no te permiten pisar de antepié con facilidad. Esto puede ser especialmente negativo si estás corriendo por un terreno irregular como por ejemplo un sendero. Este tipo de calzado impide la estabilidad y la activación muscular, necesarias en el antepié, las rodillas y los glúteos.

Las pantorrillas no se activan completamente porque el talón toca el suelo demasiado pronto. Esto limita la fuerza y la elasticidad obligando a los cuádriceps a trabajar más. Las pantorrillas funcionan como resortes, acumulando y liberando energía cuando corremos y saltamos, pero para ello necesitan tensarse (es decir, extenderse para acumular energía), para después liberar esa fuerza que da agilidad a nuestros saltos.

Otra consecuencia de esa falta de activación, es que la rodilla es proyectada al frente, lo que promueve el dominio muscular de los cuádriceps e impide la correcta activación de los glúteos.

Calzado Formal

En este caso, con “calzado formal” no nos referimos al calzado elegante, sino a aquél que favorece una correcta forma de correr. Se trata de un calzado de suela plana, delgada y flexible, es decir, lo que conocemos como calzado minimalista.

El calzado formal nos aporta una serie de beneficios como son:

  • Favorece la pisada con el antepié.
  • Tomar conciencia de la forma.
  • Estabilización mediante los dedos y el resto del pie, y la extensión adecuada de las pantorrillas, que permite que funciones como resortes.
  • Además usando este tipo de calzado desarrollarás la fuerza del pie y el equilibrio muscular de todo el cuerpo, y todo ello debido a que le dan libertad a tus pies.

Cómo cambiar al Calzado Formal

La transición del calzado tradicional al calzado formal debe ser un proceso gradual. Se activarán muchos músculos que no están acostumbrados a activarse y esto los someterá a un gran estrés si no procedes con cautela.

Durante la transición utiliza el viejo calzado tradicional para recorridos largos y el formal para recorridos cortos. Poco a poco deberás ir incrementando gradualmente las distancias con estos últimos. De esta forma irás dando tiempo a los pies y pantorrillas para que se fortalezcan.

Poco a poco irás notando como el calzado tradicional con tacón y drop te resulta más incomodo, eso es señal de que estás listo para deshacerte de ellos definitivamente.

Nunca pongas un plazo límite al éxito. Si lo haces acabarás fracasando.

¿Correr descalzo o con zapatillas?

El barefoot running o correr descalzo permite desarrollar la resistencia, fortalecer piernas y pies y adquirir una forma correcta y menos lesiva de correr. Correr descalzo es una buena manera de sentir los dedos, el pie, el arco, y de percibir como se activan durante la zancada.

Sin embargo, conviene tomar ciertas precauciones. Debemos ser inteligentes, las piedras pueden lastimarnos. También es muy difícil entrenar y tener un buen desempeño sin una protección adecuada.

No siempre es posible correr descalzo. Valora el terreno que vas a recorrer antes de tomar la decisión de correr descalzo.

Si necesitas calzado sin drop de suela gruesa para correr por terrenos complicados de montaña, utilízalo. Al igual que si corres por terreno fácil, liso y sin piedras puedes utilizar calzado sin drop con suela más fina. No hay ningún tipo de calzado adecuado para todas las situaciones.

Recomendaciones finales

La consciencia lo es todo cuando hablamos de forma. Siente tu cuerpo, vive lo que está haciendo, que tan larga es la zancada, que parte de tu pie está pisando, cómo mueves los brazos, la estabilidad de te da tu dedo gordo. La simetría de tu rodilla cadera y tobillo.

Fíjate en los Tarahumaras, que desde niños realizan ascensos extensos y continuos en las Barrancas del Cobre. De esa manera adquieren fuerza en los pies y las piernas y desarrollan memoria muscular.

Cuanta mayor consciencia tengas de tu forma de correr, mejor correrás. Correr descalzo o minimalista te ayuda a ser más consciente de la forma en la que corres.

Espero que esta entrada te ayude a mejorar tu forma de correr y a alejarte de las lesiones. Un saludo y hasta la próxima.

Teodoro


Sobre mí

Teodoro Vázquez

Como corredor desde 2007 llevo recorridos más de 40.000 km. De los cuales como corredor Minimalista Evolutivo 35.000 km., los últimos 25.000 km sin ninguna lesión a pesar de correr más de 5.000 km al año durante los últimos 5 años.

Deja un Comentario

28 Comentarios

  • Hola Teodoro.
    Muy bien, como siempre 🙂
    Lo he leído bastante rápido pero cuando iba despacio, al principio he encontrado una falta:
    ¿Cuando aterrizamos el pie de apoyo se encuentra por delante o detrás de la rodilla? NO
    Sera DETRAS la respuesta verdad ?
    Un saludo.
    José

    • Hola José, gracias por el comentario.
      La respuesta a esa pregunta que se está refiriendo al “salto”, la tienes en la siguiente pregunta. ¿Cuando aterrizamos el pie de apoyo se encuentra justo debajo de la rodilla? SÍ
      En el salto está justamente debajo para propulsarnos hacia arriba, pero cuando corremos de metatarsos por detrás para avanzar hacia adelante.
      Espero haberte aclarado la duda y me alegro de que te haya resultado interesante la entrada.

      Un abrazo
      Teodoro

  • excelente nota, como siempre. Felicitaciones Teodoro, estoy siguiendo tus pasos ya llevo mas de 200kilometros y va todo muy bien.
    acabo de comprar en españa mis primeras huaraches, este fin de semana la tendre en buenos aires
    saludos desde Argentina un abrazo
    Alejandro

    • Hola Alejandro, gracias por tu comentario.
      Me alegro de tu decisión de pasarte al minimalismo, seguro que si sigues mis recomendaciones te reportará muchas satisfacciones. Como siempre te recuerdo que la transición es algo muy serio y que hay que ser consciente de que conlleva muchos cambios, tanto de la biomecánica, como en la estructura del píe y pantorrilla. Si tomas consciencia de ello desde el principio, tienes el éxito de la misma asegurado.
      Como a otras personas te comento que si quieres seguir en contacto directo conmigo puedes hacerlo a través de la aplicación de Strava (https://www.strava.com). Aquí subo mis entrenamientos diarios y además tengo un club, al cual de antemano estas invitado, de corredores minimalistas (huaracheros y descalzos) donde puedes compartir tus vivencias y plantear tus dudas. Te dejo el enlace (https://www.strava.com/clubs/143611).
      Un atento saludo.
      Teodoro

    • Hola Josep, muchas gracias por tu comentario.

      Me alegro de que te haya gustadoa la entrada.
      No hay mayor satisfacción para continuar en la labor de divulgar la Carrera Natural que saber que os resulta tan interesante a vosotros que soy amantes y practicantes de la misma.

      Un fuerte abrazo
      Teodoro

  • Buenas, una explicación para quitarse el sombrero, como siempre, pero una duda que que tengo desde hace tiempo, en las bajadas…? No se si tendrás alguna entrada y no la he visto sobre éste tema. Yo llevo 1 año con calzado mínimalista y huaraches de vez en cuando. En las bajadas en ocasiones bajo como pollo sin cabeza, casi como cuando iba amortiguado, o tipo Chiquito de la calzada, dando saltitos. Un saludo!!

    • Hola El Conce, gracias por tu comentario.
      Me alegro de que practiques la carrera Natural y que además estés avanzando positivamente.
      Respecto a la técnica en las bajadas, la verdad es que no tengo videos hablando de la técnica pero te puedo decir que la mejor manera de mejorar es practicando. La técnica de la Carrera Natural la llevamos todos impresa en nuestra mente, solamente debemos “reaprenderla” y para ello debemos practicar y practicar.
      El cuerpo bajando buscará la mejor manera y sobre todo la menos lesiva. Esto es lo más importante, al no llevar protección en la planta del pie, la mente hará todo lo posible para evitar que te lesiones. Te puede parecer un poco ridícula la forma en que lo haces ahora, pero a medida que practiques irás evolucionando y tu cerebro procesará más rápido los pasos y aprenderá a buscar los mejores puntos para aterrizar.
      Por ello no debes preocuparte si ahora das muchos saltitos, al contrario esa es una de las maneras de aterrizar más suave, pasos cortos y saltos pequeños. Tu cuerpo está empezando a poner los medios para evitar que te lesiones. Un corredor maximalista corre como un descosido bajando porque lleva la planta protegida, pero el problema lo tiene en las articulaciones, ligamentos y tendones.
      MI consejo bajando sería que lo hagas despacio ahora, y de esa manera le das tiempo a la mente para que pueda procesar la información que le mandan los pies cuando bajas.
      La conexión del cerebro y los pies es fundamental en un corredor minimalista y ese trio te llevará a dominar la Carrera Natural.

      Un saludo
      Teodoro

  • Buenas Teodoro,

    soy un minimalista en “tránsito”, fase de transición.
    Te cuento mi última experiencia porque no se si es normal lo que me pasó.
    Trato de pasar al minimalismo de una forma un poco rara, pero muy paciente, eso si. Estoy haciendo la transición y llevo de momento zapatillas con poca amortiguación y sin ningún tipo de mecanismo de corrección de la pisada (neutras y sin ningún tipo de refuerzo, las asics más baratas que encontré). Llevo 100 km así y el otro sábado, me hicieron una rozadura tremenda en el dedo gordo del pié derecho. Decidí probar mis zapatillas amortiguadas (que extrañamente son anchas) y noté que me quería doler el soleo de ambos gemelos (temí que se fuera a contraccionar).
    He recuperado mis zapatillas baratas de transición y ningún problema, debió ser algún problema con el calcetín que se me arrugaría.

    Lo que me choca es la sensación de la musculatura (ambos soleos), ¿Es posible que la diferencia de la altura del talón al apoyar este he haya provocado esa sensación? Ya pensaba que me estaba lesionando pero por suerte ayer comprobé que no era nada de eso, eran las zapatillas amortiguadas (malas compañeras).

    Muchas gracias Teodoro por tu atención.

    • Hola Juan Carlos, gracias por el comentario.
      Pues creo que sí, la sensación que tienes en los sóleos se puede deber a esa diferencia de drop. También la diferente biomecánica que se utiliza al correr minimalista y no estar perfectamente adaptado puede ocasionar dolores y molestias. Lo más importante es aprender durante la transición a escuchar al cuerpo. Ello te evitará muchas lesiones y desagradables momentos. Si sientes dolores o malestar, descansa unos días y comienza de nuevo suavemente. No creas que eso te está pasando solamente a ti, nos ha pasado a todos. Lo bueno es que nuestro cuerpo su le damos tiempo y no somos atrevidos, se adapta perfectamente y te permitirá correr miles de kilómetros sin lesionarte.

      Un saludo y sigue transicionando.
      Teodoro

      • Buenas Teodoro,

        como siempre, tus valiosos comentarios y/o ánimos ayudan a proseguir en esta “aventura” de correr descalzo.

        Ayer cometí un error/imprudencia. Había llovido mucho y pese a todo decidí salir, descalzo, los pies sufren con la humedad y el frío. Ahora ya lo se. No pensaba que lo fuera a notar tanto, pero es que además el agua deja más blanda la piel de los pies y todavía no la tengo tan dura. Volví con los pies llenos de piedrecillas clavadas. Tengo que hacerme con una huaraches.

        Saludos.

        • Hola Juan Carlos. Gracias por tu comentario.
          Cuando llueve nos da la sensación de que correr descalzo va a ser una experiencia gratificante, pero hay que tener en cuenta que si no eliges bien el terreno puede ser todo lo contrario. Los terrenos mejores para correr en caso de lluvia son las sendas, caminos y pistas de tierra, si bien en estos existe el inconveniente de los posibles resbalones si encuentras desniveles. Siempre hay que ir muy atento pero con terreno mojado o húmedo mucho más.
          En sendas, caminos o pistas de tierra húmeda por la lluvia, normalmente al aterrizar el terreno se deforma debajo de la planta del pie, lo mismo pasa las pequeñas piedras entre este y la planta del pie, estás se incrustan en la tierra, por lo que se sienten menos ( y se puede correr mejor.
          Cuando corres descalzo sobre superficies duras y mojadas como asfalto o aceras, la cosa cambia. La piel se reblandece y el asfalto duro ofrece total resistencia y hace que las piedrecillas se incrusten solamente en la planta al estar esta húmeda y blanda. Además busca correr sobre asfalto no muy áspero, al tener la piel dela planta húmeda la abrasión puede ser mayor.
          Si a la humedad de la lluvia unimos el frío, tenemos la situación adecuada para posiblemente hacer de nuestra salida un acumulo de sensaciones desagradables. El frío nos hace perder mucha sensibilidad en la planta del pie, consecuencia de esto es que no nos damos cuenta de esos pequeños y dolorosos impactos hasta llegar a casa.
          Resumiendo, lo mejor en estos casos es elegir muy bien el recorrido, correr por sendas, caminos o pistas de tierra blanda. Si no las tienes cerca hazlo sobre asfalto limpio y que no sea muy agresivo, ya que al estar la pies blanda puedes erosionarla sin darte cuenta. Mejor si como en tu caso no tienes la piel bien curtida todavía utiliza huaraches o calzado mínimal estos días de frío y lluvia.

          Un saludo
          Teodoro

          • Gracias.
            Me apunto las sensaciones como una nueva experiencia a tener en cuenta.
            No pensé que la piel se fuera a reblandecer tanto y tan rápidamente.

            Lo tendré en cuenta.
            Un saludo.

          • Buenas tardes Teodoro,

            he seguido tu consejo y ahora corro con unas Merrell Trail Glove.
            Parece que corro con guantes. La mecánica del pie es MUY similar al ir descalzo, he notado una mejoría en la técnica del aterrizaje a años luz de lo que lo hacía con las otras zapatillas. Sigo prefiriendo salir descalzo, pero mis pies agradecen llevar protección.
            Salgo habitualmente 5/6 días por semana pero corro unos 2km al día. No puedo correr más porque corro de noche (>10.30 pm) y tengo que dormir para trabajar el día siguiente. ¿Conseguiré adaptarme así y prolongar algo más en las salidas de fin de semana?
            Tengo alguna molestia pero nada que no se pase durmiendo, rigidez en zona lumbar. ¿Es normal?
            Intento ir con la espalda muy recta y cualquier pinchacito en la zona lumbar, me indica que la espalda se curva y me estiro.

            Gracias por tu atención y tus consejos.

          • Hola Juan Carlos.
            Encantado de que te vaya bien y estés ilusionado con la Carrera Natural.
            Seguro que te reportará muchas satisfacciones y llegarás a dominarla.
            Un saludo

          • Hola Teodoro,

            considero que eres un minimalista de referencia, basta con ver tus sesiones casi diarias de más de 15k contínuas, también te sigo en Strava y es impresionante.
            Te he hecho caso y ahora combino unas minimalistas (merrell) he intercalo alguna salida descalzo.
            Mi problema, creo que estaba siendo el ir demasiado deprisa. Desde que he bajado el ritmo (1 min/km más lento), las molestias tras correr, prácticamente han desaparecido.

            Constancia, paciencia, paciencia y mucha calma, me llevarán a hacer realidad mi ilusión de volver a correr sin lesiones y dolores.

          • Hola Juan Carlos, gracias por tu amable comentario.
            La verdad es que la Carrera Natural ha pasado a ser para mi la manera de correr que cada día me ilusiona más, y que permite a mi cuerpo disfrutar corriendo alejado de dolores y las lesiones.
            Correr por sensaciones es una delas formas más bonitas de correr y la menos lesiva, y la Carrera Natural se basa en eso mismo.
            no tengas la menor duda. Sin prisas, pero sin pausas, sólo así llegarás a ser un excelente corredor descalzo o minimal.
            Además recuerda siempre este mensaje que hoy he lanzado en mis redes sociales, especialmente indicado para aquellos que se quieren iniciar en la Carrera Natural.
            ¿Ves el brocal del pozo? Es de dura piedra, pero tiene profundas muescas alrededor. La cuerda, más débil que la piedra, a fuerza de pasar por ésta cada vez que se saca agua del pozo ha ido haciendo estas hendiduras.
            Así la constancia en la carrera natural harán mella en ti, convirtiéndote en un buen corredor.
            Entonces yo pasé mis manos por las muescas de la piedra, y pensé en las cientos y cientos de veces que tendría que haber pasado la cuerda para hacerlas, y al regresar a casa, con la misma tenacidad de la cuerda, me centré en correr y correr de forma natural día tras día, para convertirme con el transcurso de los años en un buen corredor descalcista y minimalista.

            La tenacidad, es mi virtud, y también debe ser tu virtud.

            Un saludo y ánimos

  • Hola Teodoro, me encanta tu blog, es de lo mejor que he visto por la red. Te quería decir que el verano pasado estuve intentando la transición al minimalismo;empecé con unas merrel bare acces, y estuve mucho andando con ellas antes de correr, y poco a poco, fui avanzando hasta que probé las huaraches de pies sucios, y ya seguí con ellas corriendo, lo malo es que empezaron los dolores y las sobrecargas en gemelos, y en la Tibia. Así seguí todo el verano pasado hasta que lo tuve que dejar porque los dolores eran muy fuertes.tuve que ir a un fisio colega mío a que me hiciera punción seca para que se me pasara. Al final lo dejé, y he vuelto a mis voladoras de New Balance, y espero intentarlo este verano de nuevo con las Huaraches, cuando haga buen tiempo. No se si me podrías decir que hacer con esos dolores de la Tibia (derecha) y sobre todo los gemelos, que se me cargaban muchísimo,los tenia súper duros al terminar de correr. Muchas gracias por todo.

    • Hola Enrique, gracias por el comentario.
      Me alegro de que estés interesado en el minimalismo y siento que tu experiencia inicial te haya originado algunos problemas. De todas formas he de decirte que es normal que aparezcan molestias musculares y de otro tipo durante la transición.
      En tu comentario no me dices mucho sobre tu evolución. Es decir, cual ha sido tu kilometraje, por ejemplo mensual, desde que empezaste con zapatillas minimalistas. Posiblemente los dolores musculares que has padecido y delos que todavía sientes molestias, tengan que ver con una precipitación al transicionar. Tan importante es incrementar los kms poco a poco, como la frecuencia de los entrenamientos.
      Durante la transición lo mejor es salir varias veces a la semana y hacer pocos km. Es importante que el cuerpo reaprenda la nueva biomecánica y para ello lo mejor es la frecuencia con baja intensidad. Es parecido al mecanismo de la memoria, esta recuerda mejor las cosas repitiendolas muchas veces y haciéndolo despacio.
      Seguramente que si te lo planteas de nuevo desde este punto de vista todos los dolores desaparecerán. No debes tener prisa, la musculatura, los huesos y los tendones de las pies y parte baja de las piernas necesitan tiempo, a veces mucho, para adaptarse.
      Los dolores en los tibiales y los gemelos son indicativos de que no están adaptados bien. En estos momentos estos son los que tienen que marcarte las pautas de tus entrenamientos, corre o trota pero no los sobrecargues.
      Es sumamente importante que tu mente aprenda a escuchar a tu cuerpo, él mejor que nadie sabe hasta donde puedes llegar.
      La base del minimalismo es la resistencia, somos la especie mejor adaptada para correr largas distancias, a velocidad nos gana hasta una ardilla. Despacio podrás llegar muy lejos, te lo aseguro.

      Un saludo y que tus dolores desaparezcan.
      Teodoro

      • Muchas gracias por responder tan pronto, en cuanto a km lo que hice fue incrementarlos hasta conseguir hacer los 10 qe normalemente hago, pero seguramente fui muy deprisa porque la sensación qe tenía era de tal liberación qe me emocioné muy rápido. Así, pase en ese verano de correr unos 100 m a hacer 5 y 7 y luego 10km.primero con las merrel y luego en Huaraches, hasta qe mis gemelos dijeron basta. Desde luego si lo intento de nuevo tengo qe olvidarme de tiempos y marcas e ir más despacio. Gracias por todo.

  • Buenas tardes, Teodoro;
    He visto un par de videos de tu blog y me parecen muy interesantes: Ando probando lo minimal y el correr descalzo, no es que tenga demasiado tiempo, pero lo hago.

    Con los Uaraches (sin hache) de Vibram comprados en 5dedos me iba bien el trotar un poco y así,pero he llegado a meterles más caña, ni siquiera 6 Km. y después de unos días me ha empezado a doler justo donde va el cordón, un pequeño hematoma o dureza; no sé si es que las llevo flojas o demasiado apretadas; lo que se es que descalzo no me duele y es lo que hago, con otro calzado tampoco.
    Voy a probar haciéndome yo los Huaraches (con hache) con el kit de Vibram.
    Veo en mucho videos que no es que las ateís demasiado fuerte, pero a mi al principio me incomodaba por floja.

    La pregunta es si a todo el que corre con sandalias le pasa eso, es un a adaptación o paso de sandalias y voy descalzo.
    También me pregunto como correís cuando el suelo es demasiado caliente, o demasiado frio.
    Vivo en Bilbao y no está mal, pero algun resbalón con lluvia ya he sentido en el cemento pulido.

    Seguro que tengo más dudas pero lo dejo para otro día.

    Muchas Gracias!

      • Exactamente ahí es donde se me hizo el hematoma, no sé si por ser el cordón redondo y doble, porque con los que me he hecho con cordón plano voy bastante mejor.

        Otra cuestión es si en la fase de transición hay que pasar por una sobrecarga del soleo interno o es que me he pasado, (seguro que si fuera más despacio y escuchara al cuerpo no se me cargaría), después de tomármelo con calma lo siento mejor y recupero bien.

        Gracias por contestar y disculpas por mi retraso.

        • OK. Gracias a ti por comentar. Recuerda siempre que enel minimalismo y el descalcismo hay que ir muy despacio y no ser atrevido.
          La recompensa con el tiempo será muy positiva y exponencial.
          Un saludo
          Teodoro

    • Hola Xendas, gracias por el comentario.
      Te aseguro que si pruebas el descalcismo y lo haces sin precipitarte, ni ser atrevido, al final terminarás siendo un corredor descalzo y amando el Barefoot.
      Aunque ahora te parezca mentira y no te lo creas, no hay límites. Si lo dudas, entra en el facebook de blog del runner y te sorprenderás.
      Un saludo y ánimos
      Teodoro