Alimentación Alcalina

Leche de Almendras y Queso de Almendras

Las almendras, como la mayoría de los frutos secos, son un alimento muy completo, energético y rico en nutrientes como proteínas vegetales, grasas saludables, vitaminas y minerales. Además, las almendras son uno de los alimentos más alcalinizantes. Por este motivo no deben faltar en nuestra ingesta, sobre todo si realizamos una actividad deportiva. En esta entrada hablaremos de todas sus propiedades beneficiosas, y veremos también cómo elaborar leche de almendras y queso de almendras, para aprovechar al máximo todas sus propiedades nutricionales.

Su origen está en las zonas cálidas y casi desérticas de Asia Central. Después pasó a Grecia y Roma desde donde se extendieron por el resto de Europa. En España fueron introducidas por los fenicios hace más de 2000 años. Desde entonces se han venido consumiendo tanto por su alto valor nutritivo, como por los numerosos efectos beneficiosos de sus nutrientes. Por lo tanto las almendras constituyen uno de los alimentos conocidos más antiguos.

Valores Nutricionales de las almendras dulces

Entre los valores nutricionales de las almendras, destaca su alto aporte de carbohidratos como fuente de energía: unas 600 kc por 100 gramos. Su consumo resulta muy recomendable para personas con una alta demanda energética, como pueden ser los deportistas.

Son una buena fuente de Vitamina E, vitaminas del complejo B (Niacina) y vitamina B9 o ácido fólico.

Las almendras tienen un alto contenido de minerales, entre los que cabe destacar el Potasio, Magnesio, Fósforo y Calcio.

Las almendras son muy ricas en ácidos grasos esenciales, entre los que predominan los monoinsaturados, como son el ácido oleico, linoleico y el palmítico.

Si se consumen crudas y con piel, su alto contenido en fibra ayuda a las bacterias beneficiosas del intestino y favorece el proceso digestivo. También cuenta con flavonoides que al asociarse con las vitaminas son de gran ayuda contra el colesterol.

A continuación vamos a ver sus numerosas propiedades.

Propiedades y Beneficios de las almendras

Fuente de proteínas naturales

Las almendras poseen un alto valor proteico, unos 19 g de proteína, lo que las convierte en una excelente fuente de proteínas naturales vegetales. Éste es un valor muy parecido o superior al de la proteína de origen animal. Por ejemplo el huevo tiene 12,5 g. Por lo tanto su consumo es muy indicado para reponer o generar tejido muscular en aquellas actividades físicas de gran intensidad, como sería por ejemplo una carrera de larga distancia.

Alto poder energético

Esto es debido al alto contenido en hidratos de carbono, grasas saludables y proteínas, que les proporciona unas 600 Kc por 100 g de almendra. Por ello son recomendables para reponer energías después de una actividad diaria o deportiva intensa.

Buen nivel de Fibra

La almendra es uno de los frutos secos con más fibra, tanto soluble como insoluble, muy recomendable para luchar contra la obesidad, reducir el colesterol y favorecer el tránsito.

Reducen el colesterol y los triglicéridos

Esto es debido a la presencia de Ácidos grasos insaturados y poliinsaturados. El ácido linoleico ayuda a emulsionar las grasas del organismo evitando la formación de ateromas en las arterias.

Nos ayudan a luchar contra la osteoporosis

Gracias a su alto aporte de calcio y magnesio nos ayudan a mantener dientes, huesos y tejido muscular fuertes. También contribuyen a combatir la ansiedad, irritabilidad y mejoran el descanso evitando el insomnio.

Combaten la hipertensión

Su alto contenido en Potasio nos ayuda a mejorar la circulación, regular la presión arterial y los fluidos corporales y a luchar contra la hipertensión.

Protegen el corazón y los vasos sanguíneos

Los Aminoácidos y Ácidos grasos esenciales Omega 6 y 9 presentes en las almendras protegen las paredes de las arterias y con ello reducen el riesgo de sufrir infartos y otras enfermedades cardiovasculares.

Poder antioxidante

Por su contenido de Vitamina E las almendras nos ayudan a luchar contra los radicales libres retardando el envejecimiento y cuidando de nuestro sistema circulatorio.

Otras Propiedades Beneficiosas

El Fósforo que contienen las almendras nos ayuda a tener mayor resistencia física y mental. Además contribuye a un buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso. El contenido de Zinc que aportan las almendras hace que sean un alimento recomendable para los diabéticos, porque favorece la asimilación y almacenamiento de insulina.

  • Además el Zinc también tiene otros efectos beneficiosos como:
  • Estimular el crecimiento general del organismo
  • Potenciar el sistema inmune
  • Metabolizar las proteínas
  • Favorecer el transporte de vitamina A
  • Ayudar a cicatrizar heridas
  • Mejorar la absorción de la vitamina B9
  • Ayudar a combatir la fatiga

La presencia de vitaminas del grupo B hace que el consumo de las almendras sea muy recomendable contra las migrañas, el insomnio y el estrés.

Almendras, una fuente de nutrientes, energía y antioxidantes

Formas de consumir las almendras

Existen muchas maneras de consumir las almendras. A continuación vamos a ver dos formas muy sencillas de consumir almendras crudas, conservando todos sus nutrientes y principios activos: leche de almendras y queso de almendras. Al igual que sucede con el Queso de Garbanzos, estas elaboraciones reciben su nombre por su textura y su apariencia, pero son alimentos totalmente veganos y no se utiliza leche animal para su prepararlos.

Te recomiendo ver también el vídeo que acompaña a esta entrada del blog, donde muestro el procedimiento para elaborar tanto la leche de almendras como el queso de almendras.

Cómo hacer Leche de Almendras

Ingredientes

Para elaborar esta bebida vegana de Leche de Almendras necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de almendras con piel
  • 1 litro de agua mineral. En mi caso utilizaré agua alcalina

Elaboración de la Leche de Almendras

  • Previamente habremos puesto las almendras en remojo durante unas 8-10 horas. De esta manera habremos eliminado todos los antinutrientes existentes.
  • Una vez escurridas procedemos a pelar las almendras. Para facilitarlo es conveniente tenerlas unos minutos en agua bien caliente.
  • A continuación ponemos las almendras ya peladas en el recipiente de la batidora.
  • Les añadimos también uno o dos vasos de agua para batirlas más fácilmente. Yo utilizaré agua alcalina.
  • A continuación batimos con la batidora hasta conseguir una textura fina y homogénea.
  • Una vez batido, añadimos el resto de agua hasta completar el litro. Removemos bien la mezcla durante varios minutos hasta que quede lo más fluida posible.
  • La mezcla resultante se vierte sobre un paño de algodón. Exprimimos el paño con fuerza para filtrar el líquido.
  • Una vez exprimida la mezcla, la parte sólida húmeda que queda en el paño la echamos en un recipiente, ya que después la utilizaremos para elaborar el Queso de Almendras.

Una vez hecho esto, podemos pasar el líquido a un recipiente de cristal y ya está listo para consumir. Podemos conservarlo en frigorífico para consumirlo en varios días. Como se puede apreciar en la foto de abajo, el aspecto, la fluidez y el color es muy similar a la leche animal. De forma opcional, podemos añadir dos cucharadas de Cúrcuma y miel natural o estevia al gusto. Esto modifica el sabor y aporta nuevas propiedades.

Cómo elaborar Queso de Almendras Vegano

Ingredientes

Para elaborar el Queso de Almendras vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • La parte sólida resultante de haber filtrado la leche de almendras, que previamente hemos separado en un recipiente.
  • El zumo de medio limón
  • Media cucharadita de sal del Himalaya o sal marina
  • Una cucharada de levadura de cerveza nutricional desamargada
  • Media cucharadita de ajo molido en polvo
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Media cucharadita de cebolla molida en polvo

Puedes darle más consistencia al queso añadiendo 10 gramos de gelatina en polvo, o agar-agar. Yo la voy a elaborar sin utilizar ninguno de los dos.

Elaboración del Queso de Almendras

  • Mezclamos todo bien y amasamos hasta que esté bien mezclado y la masa tenga una consistencia adecuada.
  • Antes de pasar la masa al recipiente que servirá de molde, lo rociamos previamente con aceite, para que sea más fácil separarlo después.
  • A continuación echamos la masa en el molde y lo distribuimos uniformemente.
  • Una vez hecho esto le damos la vuelta al molde y ya tenemos el queso de almendras listo para consumir.

Como se puede comprobar la textura y la apariencia es muy similar a la de un queso fresco.

Precauciones sobre el consumo de las almendras o frutos secos

Las almendras como los frutos secos, contienen antinutrientes de varios tipos como los fitatos, taninos, oxalatos y los inhibidores de la tripsina. Los antinutrientes son compuestos vegetales utilizados por las plantas para proteger sus granos o semillas hasta el momento de la germinación. Estos compuestos impiden o dificultan la absorción y el aprovechamiento de los nutrientes por el organismo.

No obstante podemos eliminar estos antinutrientes de forma muy sencilla. Solamente hay que dejar las almendras en remojo durante varias horas. Debemos utilizar agua limpia, preferiblemente que esté algo caliente entre 45-65ºC y si su pH es un poco ácido mejor. Para ello basta con añadir un poco de zumo de limón al agua. De esta forma habremos eliminado la mayor parte de los antinutrientes.

Siempre es recomendable no abusar de alimentos ricos en antinutrientes.

Espero que este artículo te haya resultado interesante. Si es así, te invito a que lo compartas en tus redes sociales. Puedes dejarme tus comentarios más abajo.

Un saludo y hasta la próxima.


Sobre mí

Teodoro Vázquez

Como corredor desde 2007 llevo recorridos más de 43.000 km. De los cuales como corredor Minimalista Evolutivo 38.000 km., los últimos 27.000 km sin ninguna lesión a pesar de correr más de 5.000 km al año durante los últimos 5 años.

Deja un Comentario

6 Comentarios

  • Muchas gracias. Había oído hablar de los dos pero no se me había ocurrido nunca hacerlo por mí mismo.

    Soy un poco roedor y como bastantes semillas y frutos secos (tengo que contenerme para no comer más) y además no puedo beber leche “normal”. Probaré la receta, gracias!! 🙂

  • Hola Teo:
    ¿Por qué le llamas leche, cuándo no lo es?
    Mejor otro nombre y así recobra sentido y
    certeza, sin que por ello pierda ápice proteínico
    y demás 🙂

    1·salu·2

    • Hola de nuevo.
      Me parece perfecto, llámale como quieras, yo prefiero llamarle así que es como todo el mundo conoce a este tipo de bebidas en el mercado. No creo que sea un problema y como tu dices tampoco afecta a sus propiedades.
      Un saludo

  • Me encanta la información de su blog. Yo ya consumo leche de almendras, elaborada por mi, voy a intentar ahora con el queso.