Motivación

Running Zen: Correr para divertirse, no para competir

Running Zen: Correr para divertirse, no para competir
A Place to Relax by andywon, on Flickr
Escrito por Teodoro Vázquez

Últimamente todo el mundo quiere correr, pero ¿con qué objetivo? Creo que mucha gente lo hace solamente para competir, consigo mismo o con otros.

Cuando correr se convierte únicamente en un medio para alcanzar un fin, se pierde todo el interés y el disfrute, y cada entrenamiento se hace aburrido y tedioso, hasta que finalmente abandonamos. Lamentablemente, creo que esa es la tendencia más extendida hoy en día.

Si te entrenas sólo con el afán de competir, de ver bajar tus tiempos en una maratón, de intentar estar entre los primeros, de participar en una carrera extrema, de saber dónde está tu límite y otras formas de satisfacer tu ego, te aseguro que no sacarás todo el beneficio que el Running te puede dar.

Últimamente se ha puesto de moda superar nuestro límite de resistencia. A menudo, no reflexionamos antes de meternos en terrenos tan peligrosos. Nos fijamos en los atletas de élite como meta y no como ejemplo de superación, sin darnos cuenta de que no todos somos como Kilian Jornet o Anton Krupicka.

Tratamos de emularles corriendo en las mismas pruebas si nos es posible y haciendo las mismas locuras que ellos hacen pero con una diferencia: ellos son atletas de élite con muchísimas horas de entrenamiento y con unas condiciones físicas inmejorables, y nosotros no. Nuestro orgullo hace que lleguemos a pensar que, si él lo puede hacer, ¿por qué yo no?

Este mecanismo que nos mueve se llama ego y nos impulsa a hacer las cosas por pura ambición. Siempre nos gusta asombrar a los amigos y conocidos con nuestro progreso y poderío. Queremos apuntarnos a las carreras importantes donde se sufre, ya que en el fondo eso nos hace creer que somos una especie de super-hombres.

Ser buenos corredores no es un logro que necesitemos, lo que sí necesitamos es el autocontrol. Sin autocontrol, el ego nos fuerza a la ambición, y el precio de la ambición es el dolor y en algunos casos, la muerte. Simplemente tenemos que ver algunos ejemplos muy relacionados con esta última frase que han ocurrido recientemente a saber:

Michael Popov fallece en Death Valley por golpe de calor

Queda claro pues que hablamos de un corredor curtido y veterano, con amplia experiencia y recursos. Una persona que -además- conocía bien el Death Valley por haber sido parte de un equipo de apoyo a otro corredor allí en la mítica Badwater, corriendo incluso un tramo importante con el como escudero (pacer). El pasado 7 de Agosto, como por impulso, se bajó del coche donde iba con su mujer y le dijo que le recogiera 10km más allá en la Badwater road, mientras el trotaba un poco por esas tierras tan especiales; costras de sal, charcos salobres… y en lo alto, un sol feroz. Cargó para ello con casi 2 litros de agua, hielo y tabletas Nuun. La temperatura era en aquel momento de 51ºC.
Lo logró, pero a qué precio. Dos horas y media más tarde, varios conductores -Sarah entre ellos- se inclinaban al borde de la carretera sobre la figura desplomada de Michael. Estaba aún consciente, pero deliraba. Su estado se agravó. Se le realizaron maniobras recuperación, y se llamó de inmediato a un helicóptero, pero no fue suficiente. La autopsia certificó que la muerte se debió a un golpe de calor, provocando finalmente la asfixia por hemorragia pulmonar. Descanse en paz, Michael.

Teresa Farriol fallecida por hipotermia

Esta tarde se ha realizado el funeral por la atleta sabadellense Teresa Farriol, de 46 años, que falleció durante la disputa de la Ultra Cavalls del Vent.
Perdía la vida en el hospital Sant Bernabé de Berga la madrugada del domingo, tras ser evacuada a primeras horas de la noche de la competición, que se estaba disputando en las montañas del Cadi Moixeró.

Seguramente y por desgracia no han sido los únicos casos. Éstos eran corredores veteranos y muy experimentados en Trail Running, pero no por ello invencibles. Por ello cuando nos ciega la ambición de alcanzar un límite demasiado alto no somos capaces de asumir que un objetivo nos supera. Por ello, reitero que lo necesitamos fundamentalmente es el autocontrol.

Si correr no te divierte, abandonarás

Corre para divertirte, y si mientras lo haces adviertes que eres un super atleta ¡pues adelante! Poco a poco ve creciendo, pero no te creas un super-hombre solamente porque vas a participar en un evento.

Si la “danza” de tu carrera no es divertida, entonces descubres que, sin diversión, lo bueno que hay en correr ya no aparece, y un corredor sufriente abandona tarde o temprano.

Te propongo que leas esta cita del Dr. George Sheehan y reflexiones sobre tu forma de correr:

“La vida sana tiene que ser divertida. Si no es así no querrás entrenar. El juego es el proceso, ganar no es más que el producto.
No estamos hechos para quedarnos quietos. La inactividad es completamente innatural para el cuerpo. Sus consecuencia suele ser la rotura del equilibrio. Cuando los beneficiosos efectos de la actividad sobre la circulación cardíaca y sobre los sistemas del cuerpo están ausentes, todo lo medible empieza a ir mal.
Aumenta el contorno de la cintura y el peso del cuerpo. Sube la presión sanguínea y se acelera el corazón. Aumentan el colesterol y los triglicéridos. Sube y aumenta todo lo que uno quisiera que bajara y disminuyese, y baja y disminuye todo lo que uno quisiera que subiera y aumentara. Disminuyen la capacidad vital y el consumo de oxígeno. Disminuyen la flexibilidad y la eficacia, el vigor y la fuerza. Las perfectas condiciones físicas no tardan en ser un simple recuerdo.
Y si así va el cuerpo, ¿va a quedarse atrás la mente? El intelecto se endurece, sin duda alguna con mayor rapidez que las arterias. Las facultades creadoras dependen de la acción. Nadie debe de confiar en tener ningún pensamiento que valga la pena permaneciendo sentado”.  

Cómo practicar el running sano y divertido

Serás capaz de correr incansablemente si sigues esta simple regla: corre dentro de tu respiración, no corras delante de tu respiración. Es necesario que correr para descubrir lo que esto significa.

No te sobrepases, “infrapásate”, no estás corriendo porque tengas prisa por llegar a alguna parte.

Los corredores a menudo hablan de dolor, y desde luego si lo buscas puedes tener todo el que quieras, simplemente llevándote más allá de tus propios límites cada vez que corras. Es tu decisión correr para castigarte o para disfrutar de tus sensaciones corriendo.

Si como yo, eliges la última opción, cada carrera puede ser gozosa. Como muestra de ello, te recomiendo que veas este vídeo, que estoy seguro te gustará.

Tómalo con calma

Las palabras clave son “¡TÓMALO CON CALMA!” conviértete en corredor, gradualmente, pacientemente y relajadamente.

Tienes el resto de tu vida para progresar en la carrera de larga distancia. ¿Para qué la tensión? ¿Para qué el dolor? ¿Por qué no correr relajado y tranquilo como si fuera un baile? Cuando comiences a hacerlo así verás que correr ya es suficientemente duro por sí mismo, sin que le añadas dureza extra por tu cuenta.

Convertirse en un corredor regular quiere decir que ciertas recompensas físicas comenzarán a aparecer. Agradécele a tu cuerpo el poder conseguirlas:

  • El músculo del corazón se refuerza, reduciendo la marcha del pulso, incrementando el potencial de longevidad.
  • Aumenta la capacidad y elasticidad pulmonar y el aire en las fosas nasales pasa limpiamente.
  • El equilibrio entre la entrada y la salida se establece y se mantiene de forma natural el peso ideal.
  • Los pies y las piernas se vuelven fuertes y firmes.
  • Los ojos brillan con vitalidad.
  • Tu circulación va más rápida, más profunda.
  • La oxigenación al inspirar y la eliminación de toxinas al espirar, se hace más cuidadosa, más completa.
  • Los movimientos bruscos y fuertes de tus músculos abdominales masajean tus intestinos y los llevan a funcionar mejor.
  • La apertura de los poros de la piel, con el flujo del sudor completa la limpieza.

Te darás cuenta que tu danzante carrera no te cansa, sino que te da energía.

Si tomas en serio todas estas consideraciones, el Running te dará nuevas energías pero nunca te quitará la vida. El Running competitivo nunca te reportará tantos beneficios como el Running Zen.

Y tú, ¿corres para divertirte o corres para competir?

(Reflexiones sobre el libro: The Zen of Running)
Editado (21/05/2014): Añado enlace a un vídeo que traduce el libro The Zen of Running en castellano


Sobre mí

Teodoro Vázquez

Soy Corredor Minimalista Evolutivo. Desde 2007 llevo recorridos más de 39.000 km. Como Minimalista 33.000 km. Los últimos 23.000 km sin lesiones y recorriendo más de 5.000 km al año desde hace 4 años.

Deja un Comentario

12 Comentarios

  • Hola.
    Estoy completamente de acuerdo contigo; en este mundo competitivo y marrullero, el “running” no iba a quedar fuera, y día tras día vemos a corredores tremendamente mediocres subidos a su propio pedestal creyendose superiores, y lo que es peor, mirando al resto por encima del hombro… De pena.

    Muy buenas reflexiones. Gracias por compartirlas.

    Salud!

  • Me gustó mucho!! Yo llevo algunos años corriendo, y ciertamente he aprendido a disfrutar mas, a gozarlo y a verlo con un beneficio a largo plazo y como estilo de vida, mas que el de ganar o competir solo por estatus o por ego.
    Me encantó el concento de Running Zen! gracias por compartirlo 🙂

    • Hola Daniela,
      Muchas gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado. Comparto contigo que correr, entendido como un estilo de vida sano, siempre será una actividad mucho más beneficiosa que cuando se toma como una competición pura y dura.
      Saludos y hasta pronto,
      Teodoro

  • Me encantó el concepto del Running Zen, de disfrutar el correr, así empecé, así me fue gustando más, y gracias a tí ahora que doy cuenta porqué me gustaba más cuando corría a mi ritmo disfrutando de la naturaleza, ya sea de las plantas o playa por donde corría. También debo confesar que últimamente estaba tendiendo al running puro y duro que lo único que dejaban en mí era gran cansancio y fatiga, y el desánimo de no querer nuevamante hacerlo, sólo quería mejorar mis marcas, competir con otros… Gracias por hacerme recordar del correr a mi ritmo dentro de mi respiración, de lograr autocontrol, dejando de lado el ego, de disfrutar… mi desición es disfrutar de mis sensaciones corriendo, Eso Me Encanta!!!

    Saludos.

    Pdta. Me encantaría leer el libro, lo buscaré =).

    • Hola Tatiana, gracias por el comentario.
      Me alegro de que hayas dado el paso del runing puro y duro, es decir del competitivo, al Running Zen. La verdad es que no hay nada tan gratificante como correr para superarte a ti mismo, no estar intentando contínuamente superar a los demás. Ni hay nada tan motivante para un runner minimalista y barefoot que correr en plena naturaleza, integrarse y disfrutar cruzando praderas, sendas, ríos. Puedes ver un video alusivo al tema, lo tienes en la entrada del blog "Cómo correr minimalista y barefoot en la naturaleza". Ya que vas a intentar buscar el libro, te comento que voy a editar el post para añadir un enlace a un vídeo que traduce el libro "Running Zen" al castellano.
      Espero seguir teniéndote como lectora del blog, como verás todas mis entradas están enfocadas sobre esta nueva forma de entender el running: correr siempre que puedas en el campo y en plena naturleza, conocer y escuchas los mensajes que te envía tu cuerpo, alimentación natural y alcalina, calzado mínimo y cuando puedas descalzo, hidratación natural, etc..

      Un saludo y gracias por el comentario.

  • Me quedo con la idea del running zen, yo corro por diversion, lo hago con mi perro y lo unico que hago es tratar de correr por 50 min, esto nos llevo (si a los dos) a mejorar poco a poco, aumentando las distacias en el mismo tiempo. Creo que es mas beneficioso que estar copitiendo porque no hya que olvidar que compitiendo tambien puedes perder y eso frusta y desmotiva.

    • Hola Alexis, gracias por tu comentario.

      No hay nada más gratificante que correr con tu mejor amigo, en este caso tu perro.

      Correr libremente sin luchar por vencer al de al lado, eso como tu dices es competencia y es negativo para el cuerpo.

      La sociedad actual nos ha cambiado hasta en esta actividad tan antigua como el mismo hombre, desde hace millones de años el hombre corría en grupo o sólo para conseguir alimento o defensa, hoy como en todas las actividades humanas todo es competencia pura y dura.

      Seguro que por disfrutar de la naturaleza junto a tu mejor amigo, como tu haces, muchísimas personas no estarían dispuestas a correr. El objetivo de la inmensa mayoría es querer correr cada día más rápido para mejorar sus registros y si pueden derrotar al que tienen al lado, mejor. No importa, que cada uno que castigue y destroce su cuerpo como quiera.

      Tu filosofía es muy correcta y como tal seguro, y te lo digo por experiencia, que la practicarás durante mucho años y cada día te gustará más. El running Zen es la forma más beneficiosa y placentera de correr, la que más beneficios le reporta al cuerpo, quita tensiones y estrés, sosiega, es placentero y te hace tomar contacto pleno con todo lo que te rodea, tu planeta y lo que en el hay.

      Si corres en plena naturaleza con lo mínimo y bien acompañado, como tu haces, habrás sentido que todos estos beneficios se multiplican y entonces tu cuerpo es el más recompensado.

      Un saludo y sigue practicándolo. El running Zen es la mejor terapia física y mental para tu cuerpo.
      Teodoro

  • Qué precioso artículo y vídeo. Memorables.

    Hay , pero, un baile de x por s : oxigenación al inspirar y la eliminación de toxinas al expirar. Por si consideras modificarlo.

    Saludos… Y diversión .

    • Hola Carlos, gracias por tu amable comentario.

      Me alegro de que te haya gustado el artículo y el video. Espero que esta filosofía de correr la lleves en tu mente cuando salgas a correr, tienen enormes efectos positivos para la mente y el cuerpo.
      Por otro lado decirte que he tomado nota de tu observación y ya la he corregido.

      Un saludo y gracias por todo.
      Teodoro

  • Hola Teodoro.
    El parque natural de La Tejera Negra….cuanto me gustaría correr por allí .
    Estoy totalmente se acuerdo con tu filosofía del running y tu artículo es estupendo.
    A millas estoy de correr descalzo como tu lo haces sobre piedras, aguas, …. enhorabuena !!!
    Siempre estay descubriendo algo nuevo y muy interesante en tu blog.
    Muchísimas gracias por compartir tu experiencia.
    La video es estupenda y muy profesional.
    Es tu hijo quien te filma y hace el video ?
    Un abrazo.
    José

    • Hola José.
      Me alegra que sigas encontrando entradas interesantes en el blog. Como dices correr en el parque Natural de la Tejera Negra es una experiencia única, agua, naturaleza, tierra, piedras, etc. Un terreno excepcional para correr de forma natural que además está muy poco frecuentado y el contacto con la naturaleza es pleno.

      El P.N. de la Tehjera Negra, donde la cumbre más alta es la Buitrera con 2050 m, mi sitio preferido desde hace muchos, muchos años, al cual cada cierto tiempo necesito volver para cargar las pila y practicar el Running Zen y la carrera natural.

      Correr descalzo está a un paso del minimalismo, si lo haces sin prisas y buscando los lugares adecuados y motivantes, es fácil y adiptivo. Los pies tienen que disfrutar cuando lo hacen y por ello procurar no estimularles demasiado rápido. Si lo haces así, seguro te irán pidiendo más y más.

      Respecto a la otra cuestión decirte que al igual que en el resto de videos del canal de Youtube, sí, es mi hijo David el que ha filmado los video, los monta posteriormente y actualmente les pone los sbtítulos, poco a poco va siendo un profesional en este campo.

      Un abrazo
      Teodoro